+34 93 655 27 19

En nuestra cultura, cuando penetra una abeja zumbando en nuestra casa solemos abrir rápidamente las ventanas y ahuyentar al insecto para liberarnos de él. Pero para un gitano, la entrada de una abeja en el interior de su carromato u hogar es símbolo de un buen fario y una señal
de esperanza y buena suerte.

La abeja representa el trabajo, la solidaridad, el equipo, y su llegada avisa a la casa de incrementos económicos como consecuencia, eso sí, de un mayor volumen de trabajo.

Suscríbete al blog y recibe todos nuestros artículos

Si quieres recibir al momento nuestras publicaciones no dude en suscribirte.