Desde antiguo se han empleado campanas en una gran variedad de rituales mágicos, ceremonias religiosas, cultos, invocaciones, etc. En la civilización europea, por ejemplo, la campana es un elemento tan común que llega a pasar inadvertido; pero si nos fijamos un poco más, nos daremos cuenta de que forman parte integrante del paisaje habitual no solamente de los pueblos, sino también de las ciudades.

En numerosas tradiciones orientales, las campanas también se emplean con regularidad, siendo un ejemplo de ellas el budismo. También encontramos su representación dentro de antiguas culturas politeístas del ámbito europeo precristiano. Esto no hace sino demostrar que las campanas son, verdaderamente, un utensilio importante y con grandes virtudes.

Dentro de la tradición actual occidental las campanas son conocidas solamente por su función como advertencia para las horas de la misa, o sencillamente como relojes. También poseen una utilidad, igualmente como advertencia, en el ámbito laico si tenemos en cuenta su presencia en casas burguesas y señoriales de cara al servicio.

LAS CAMPANAS Y EL ESOTERISMO

Trasladémonos ahora a la utilidad práctica dentro del esoterismo, pues las campanas cumplen, eminentemente, una función esotérica; aún cuando no se le quiera dar intencionadamente. Esta función está íntimamente ligada a su expresión más laica como instrumento de llamada.

Las campanas poseen la propiedad de atraer a los ángeles, y otras energías positivas, el lugar desde el que se hacen sonar. Su resonancia, vibración y sonido metálico es lo que atrae precisamente a esas energías, y lo que explica la extensión de su uso en tan variadas religiones alrededor del mundo.

En algunas tradiciones la campana también suele estar presente en los altares rituales, como representación del Elemento Aire, y en apoyo al incienso. Es por la relación con el Elemento Aire que la campana adquiere sus dones y la capacidad de conectar con los mundos superiores; ya que es a través del aire que circulan nuestras peticiones.

Dentro de las culturas orientales, por ejemplo, se cree que la vibración de las campanas atrae a las buenas energías e influencias para que nos traigan fortuna y limpien nuestro chi (energía vital).

Otra imagen mística de las campanas es su relación con el día del Juicio, del que se dice que en aquel día tañerán las campanas y sonarán las trompetas; ambos como elementos de llamada para las almas del mundo, que no solo van a reclamar sino también a ser purificadas.

Por todo ello es bueno tener campanas cerca, incluso el poder tener una pequeña campana de mano en casa, a fin de atraer a nuestro alrededor el máximo de energías positivas posible. Es recomendable pedir, cuando toquemos la campana, que acudan a nosotros las energías a fin de bien para que nos ayuden en todo aquello que podamos necesitar.

También nos podemos servir de las campanas antes de realizar cualquier petición, ya que, al haber llamado anteriormente a las buenas energías, va a favorecer que nuestro pedido sea escuchado; dándole más fuerza. Por eso va a ser bueno tener alguna a nuestra disposición en casa y si tenemos algún altar, o algún lugar dedicado especialmente a nuestros trabajos, dejarla en él para tenerla siempre a mano.

Mantenme informado de todas las novedades

* indicates required
Protección de datos *

Seleccione todas las formas en que le gustaría recibir noticias de Centro Esotérico Rossana S.L.:

Puedes desuscribirte en cualquier momento haciendo clic en el enlace que aparece en el pie de página de nuestros correos electrónicos. Para obtener información sobre nuestras prácticas de privacidad, visite nuestro sitio web: https://profesorarossana.com/politica-de-privacidad/

Utilizamos Mailchimp como nuestra plataforma de Marketing. Haciendo clic en el botón Quiero mantenerme informado, debes saber que vamos a transferir to información a Mailchimp para ser procesada. Puedes leer más sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.

Horario de atención durante el mes de agosto:
Atendemos solo telefónicamente de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 h. y de 16:00 a 20:00 h.